Los hombres negros peinados

Desde los hombres negros con el pelo rizado hasta el afro encontrarás todos los peinados más cool de 2018. El pelo negro contrasta mucho con la piel oscura. A continuación te mostraremos muchos peinados cortos que si eras detractora de ellos harán replantearte tu posición y si lo que buscabas era inspiración para un cambio de look aquí ... Peinados negros de moda para hombres. Los peinados cónicos están muy de moda hoy en día! No nos sentimos sorprendidos con ello porque Los cortes de cabello afilados son clásicos, y los clásicos se calientan este año. Para ser honesto, siempre han sido geniales, pero recientemente han recibido mucha atención de personas famosas. Los peinados Mohawk para los hombres negros ofrecen un aspecto aún dura frescos para los individuos que buscan cambiar encima de su estilo. Aunque la mayoría de los cortes de pelo Mohawk modernas de los hombres negros se parecen más a los halcones de imitación (fohawks) debido a que el pelo de los lados está deteriorado y no se completa afeitado, ambos peinados fácilmente se puede ... Los hombres negros peinados Cornrow Trenzas son un popular peinado afro-americana para los hombres. Se necesita paciencia para el estilista y el cliente para conseguir el estilo hecho, pero su mantenimiento mínimo hace que sea más atractivo. También ahorra dinero en el largo plazo en l Los Mejores Peinados con Degradado 2018. Para ver todos los diferentes tipos de fundidos que puedes conseguir, echa un vistazo a estas imágenes para algunas tendencias clásicas y modernas. Desde los hombres negros con el pelo rizado hasta el Afro, ¡encontrarás todos los peinados más cool de 2018! Fotos de Hombres Negros con Degradado Peinados de hombres negros Desde desvanes casi recortados hasta cortes rizados más largos, las últimas tendencias en cortes de pelo de hombres negros presentan una mezcla de vibraciones retro y modernas. Si ha estado buscando una nueva forma de usar sus rizos naturales, hemos recopilado 35 de nuestros peinados favoritos que podrían inspirarlo para un … Aquí encontrarás solo los peinados largos más llamativos para los negros. Los rizos naturales a la altura de los hombros son un look Afro clásico. La mayoría de los hombres los usan divididos en el centro, abriendo la frente, o en una especie de estilo barrido a un lado si la textura lo permite.

BREAKFAST AT TIFFANY’S, UN LEGADO DEL CINE Y DE LA MODA

2020.04.05 04:50 ZayEsp_ BREAKFAST AT TIFFANY’S, UN LEGADO DEL CINE Y DE LA MODA

Desayuno con diamantes es aquella película color rosa en la que muchos desearíamos vivir, es tan perfecta, tan de ensueño y con un reparto perfectamente elegido, ya que no se me ocurre quién más podría haber encarnado a Holly Golightly, mejor que Audrey Hepburn. Breakfast at Tiffany’s, fue una de las películas más icónicas de los años 60’s y que trascendió en el la cultura general, para ser denominada como un film que es ícono de la moda. Y es justo eso lo que quisiera resaltar de la película, porque para ser honestos, el largometraje no tiene un guión que toque temas trascendentales, tenga algún mensaje reflexivo, o sea adelantada para su época, pero en cuestiones de vestuario, maquillaje, diseño de producción, e incluso soundtrack, es altamente estilizada. Así que esta reseña irá volcada hacia la impecable moda de tan aclamado film.
Comencemos diciendo que para Audrey Hepburn, la tan reconocida actriz de los años 50’s y 60’s, representó un gran reto interpretar a Holly Golightly, ya que este papel demandaba a una mujer extravagante, sensual, extrovertida y un poco testaruda, lo cual para Hepburn fue un poco difícil, ya que ella siempre había sido una mujer un poco más introvertida y algo reservada.
En anteriores películas como Historia de Una Monja, o Amor por la Tarde, habíamos visto a Audrey Hepburn recatada y algo sumisa, ¿cómo es que entonces se logró romper esa visión de inocente que se le tenía a dicha actriz?, el detalle estuvo en el manejo de la imagen, ya que para esta película daría vida a una mujer la cual era un tipo de “escort”, y se dedicaba a vivir del dinero que los hombres le daban.
Probablemente uno de los detalles más icónicos en el largometraje fue el vestuario que Hubert Givenchy diseñó para Audrey Hepburn, y es que el corte de cada atuendo es exquisito, comencemos por el icónico vestido negro que aparece en la escena principal de la película, el cual es de corte recto, con una acentuación en la cintura. Cómo olvidar también aquél peinado recogido que daba todo el protagonismo a las joyas de Holly, que hacía que ese “simple” vestido, fuese visto como un atuendo elegante.
Desayuno con diamantes es una oda a la moda, ya que podemos ver un sinfín de juegos con accesorios, como lo son guantes, bolsos largos, joyas, gafas grandes y zapatos, que fuera de dar una impresión de retacamiento, juegan un papel de ornamenta. Y es que realmente el francés Givenchy diseñó vestuarios muy sobrios, pero que tomaban todo el sentido con la suma de sus complementos.
Hablemos entonces de la moda de los años 60’s, la cual se destacaba por utilizar cortes en forma de triángulo invertido, con diversos estampados como flores o rayas y que además venía en presentaciones de colores llamativos. Pues bien, Givenchy, rompió con ese esquema al utilizar colores negros en la mayoría de los vestuarios y cortes rectos con cintura ceñida.
Otro factor muy importante a resaltar, es la elección de los colores del vestuario según la evolución del personaje. Ya que cuando vemos a Holly salir con algún hombre, la vemos vestida en tonos neutros, sin embargo, en otras escenas en donde refleja euforia o alegría, la vemos usar tonos vibrantes, como es el caso del outfit monocromático fucsia, que usa para salir a cenar con el empresario brasileño.
A lo largo de la película podemos ver un juego de atuendos básicos, pero con mucho estilo, como los vestidos tipo cóctel que son adornados con tocados, sombreros, gafas y bolsos. O aquélla chaqueta completamente blanca, que el simple hecho de ser usada de una manera entallada y con un gran peinado, la hace pasar de ser ordinaria a extraordinaria.
Y es que existe un gran mensaje que Holly nos deja a todos los que somos adictos a la moda, pero tenemos poco presupuesto (como ella en la película), aún lo más básico puede llegar a ser elegante, así como lo más elegante puede verse abrumador. Como es el caso de la escena de la fiesta en el departamento, en el que ella luce un espectacular vestido blanco, con una caída de tela muy al estilo romano. Éste por sí mismo era demasiado, así que fue ornamentado solamente con joyería muy fina, sin bolso, sin guantes, a secas.
Vuelvo a repetirlo, Breakfast at Tiffany’s, es un homenaje a la moda, al buen gusto, a la elegancia, a los básicos con mucho estilo, pero sobre todo, al genio de Hubert Givenchy.
“Estoy loca por Tiffany…nada malo podría ocurrirme allí” (Holly Golightly).
Si te interesó esta película, te dejo el trailer por aquí: https://www.youtube.com/watch?v=-XcLVQCDtbM
submitted by ZayEsp_ to u/ZayEsp_ [link] [comments]


2020.02.25 17:40 Holykris18 Sueño de los Guardianes - Volumen I Parte 1 - Capítulo 1 El Primer Paso

Todo comienza en un mundo dividido, las personas están llenas de desconfianza, miedo hacia lo incierto que es el futuro, no solo les temen a los monstruos sino a sus semejantes por las atrocidades de las que son capaces. Un joven en harapos y cubierto de suciedad cargando una espada un poco grande y un costal en cada mano se adentra al pueblo en busca de un sastre.
La gente le da las indicaciones correctas, y mientras el joven recorre su camino todos le echan miradas y hablan a sus espaldas. Después de un recorrido corto llega a su destino y en el interior se encuentra con un señor con cabello canoso tan blanco que los ojos del joven los entrecierra al intentar mirarlo directamente.
El viejo sastre suelta una ricilla, señal de estar acostumbrado a dar exactamente la misma primera impresión por mucho tiempo. A diferencia del resto de personas, él ignora la apariencia del joven, y al señalarlo el joven el sastre responde que “En esta línea de trabajo lo primero que ves en una persona es en lo que se puede convertir un cliente. Cada persona es una obra de arte aún por esculpir.”
El joven aprecia su sabiduría y mantiene conversación mientras toma sus medidas. ¿Qué clase de atuendo va a querer? ¿Colores preferidos? ¿Posturas habituales? El joven se queda callado tratando de responder lo suficientemente claro a cada pregunta, la conversación es más un interrogatorio.
“Quiero un atuendo para viajar, que cubra lo más esencial, para resistir el frío, caminar mucho, poder llevar objetos fácilmente. Supongo que azul y negro. Estoy más habituado a tener las piernas un tanto abiertas y mover los brazos, así que tome en cuenta la zona de la espalda alta, las rodillas y la entrepierna.”
Peticiones específicas, el joven ha de tener un objetivo claro, por lo que el sastre pregunta cordialmente. “Eventualmente tomaré el Reto del Monte del Rey y llegaré a la cima del mundo, entonces podré cumplir mis objetivos.”
El viejo sastre afirma que es un suicidio, incluso sus amigos de toda la vida se fueron del pueblo en busca de aventuras cuando jóvenes y jamás volvió a saberse de ellos. Él es el único que ha vivido tanto por tener los pies en la tierra y le pide que sea realista.
“De nada sirve vivir si no intentas por lo menos cumplir con tus objetivos, ya sean sueños o ambiciones.” El joven agradece la preocupación del anciano y le asegura que no es una persona cualquiera.
Además del atuendo, el joven ordena unas cuantas prendas para estar mejor vestido y la ropa es surtida al toque. Del saco que carga con él, el joven le paga al sastre con un pedazo de oro poco más grande que su puño y mientras el pago es contemplado con ojos muy abiertos el joven pregunta sobre el pedazo de tela que está enmarcado en la pared.
El sastre dice que es su mayor tesoro, es un pedazo de túnica élfica, muy resistente y ligero y tiene una gran historia por detrás. El joven pide escuchar la historia y el sastre se emociona al tener la oportunidad de desempolvar su relato.
“Cuando era joven, tan joven como usted, era aprendiz del negocio familiar, mi padre era un excelente sastre, tanto que le llegaban encargos de familias adineradas de sitios lejanos. Un día nos visitó un miembro de la realeza y pidió un atuendo en específico, pero mi padre se negó, pues era imposible conseguir el material más importante.
La reputación de la familia cayó por los rumores que empezaron a rondar, por lo que yo decidí agarrar la bolsa e ir al bosque a conseguir aquello que causó tantos problemas. Fácilmente lo encontré, pero entonces descubrí la razón por la que era imposible conseguirlo, el bosque estaba infestado de monstruos y yo estaba muy adentrado como para salir enseguida.
Estaba a merced de un monstruo muy grande y justo cuando estaba por ser devorado el monstruo cae al suelo, completamente tieso y pude ver que había recibido flechazos. De entre los árboles salió un sujeto cargando un arco y me dijo que corriera por mi vida, pero mientras lo decía el monstruo volvió a moverse y grité a todo pulmón “¡Detrás de ti!” y terminó siendo herido por mi culpa.
Después de rematar con facilidad al esperpento, pude ver claramente que se trataba de un elfo, con las orejas largas, piel muy blanca y de apariencia muy joven. Él se retiró a lo más profundo del bosque y todo lo que pude recoger como recuerdo fue aquel pedazo de tela de su túnica. Nunca llegué a agradecerle por salvar mi vida, pero gracias a eso logré vivir lo suficiente para reivindicar a mi familia.”
El joven escuchó cada palabra con suma atención, le agradeció y preguntó cuánto tiempo tardará su encargo. Un día, por lo que tiene suficiente tiempo para descansar en la posada, asearse y comenzar su viaje con el pie derecho.
Con un pago igual de exagerado, le dan un festín para él solo y la habitación más lujosa, para un pueblo pequeño. En la noche, el joven se la pasa descubriendo lo que es un espejo y hace su mejor intento en quitarse todo vello facial.
Al día siguiente el joven no tarda en empezar a portar su atuendo de viaje, botas de suela dura, pantalones, túnica, chaqueta, guantes largos de medio dedo, además de una alforja en la cintura y hasta le incluyó una correa para cargar la espada en su espalda. Que el sastre tomara en cuenta que el joven utiliza la espada fue un gran gesto.
Mientras el joven habla un poco más con el sastre se escucha un escándalo en las cercanías además de las voces de la gente. Al salir notan que el pueblo está bajo ataque de hombres oso, bestias enormes de 5 metros de altura, y son por lo menos diez de ellos.
El joven se dirige hacia ellos, pero de la nada sale fuego y las bestias son derrotadas de uno en uno, unos cuantos huyen mientras de entre el fuego sale un joven con cabellos rojizos y sus puños envueltos en flamas. El “manos de fuego” se jacta de su victoria, pero uno de los osos se levanta para atacarle por detrás, y súbitamente es azotado al suelo por un puñetazo del joven con espada.
“Oh, gracias por cubrirme. Eres una buena persona.” El “manos de fuego” dice muy despreocupado, pero el sastre se acerca a la escena y pregunta si ellos dos son “adeptos”. Ambos responden afirmativamente y reciben la noticia de que en el pueblo hay repudio hacia los adeptos, por lo que deben retirarse, lejos.
Ellos salen corriendo una vez que empieza a reunirse la gente con horcas y gritando “¡Adeptos! ¡Adeptos!” y el joven no puede evitar grabarse en la mente la imagen del odio que sienten hacia él sin conocerle.
Después de alejarse lo suficiente, los dos adeptos descansan para recuperar un poco el aliento, el “manos de fuego” se presenta como Guilian, un trotamundos que lleva tiempo recorriendo los alrededores. La espada es recostada en el suelo y correspondiendo a Guilian, “Me llamo Chris, recién empiezo mi viaje.”
Guilian no cree que Chris sea un adepto, solo dio un golpe al hombre oso, pero Chris de inmediato le demuestra que se equivoca. Él es un adepto de Tierra, simplemente que no mueve tierra, usa sus poderes para aumentar su propia fuerza.
“No se trata del poder que tengas, sino cómo lo utilizas.” Y Guilian queda un poco intrigado por cómo el poder de la Tierra se vuelve fuerza bruta, pero Chris decide no responder, no es como que se conozcan lo suficiente. Por ello, él invita a Chris a viajar juntos, los dos derrotando monstruos mientras se abren paso al mundo le parece una grandiosa idea.
“Bien, ¿y a dónde sugieres que viajemos? ¿Tienes algo en mente?” pero solo consigue un “Ni idea” como respuesta. Chris sugiere ir al bosque que mencionó el viejo sastre, él quiere hacer algo al respecto sobre el agradecimiento pendiente del anciano.
A Guilian le parece una buena idea adentrarse al bosque infestado de monstruos para encontrar la aldea de elfos que nadie ha confirmado su existencia por más tiempo del que existen los pueblos y aldeas de los alrededores. “¿Lo dices en serio o solo estás siendo sarcástico?” es lo que dice la expresión de Chris al escuchar su idea desde esa perspectiva.
Después de medio día de caminar, los dos llegan al famoso bosque y entran sin considerar que está a punto de anochecer. Mientras Guilian usa sus puños flameantes para iluminar sus alrededores, Chris guía la incursión percibiendo los alrededores con sus poderes de tierra.
Una vez más, Guilian intenta saber cómo usa Chris sus poderes, por lo que Chris cede en esta ocasión. Al intentar controlar la tierra de los alrededores, esa zona es como una parte de su cuerpo, puedes reconocer la forma, posición y todo lo que esté en contacto.
Chris detiene súbitamente a Guilian, asegura que algo los está vigilando, pero de un momento a otro, Chris le advierte que una criatura se aproxima a atacarlos. Él sujeta a Guilian y lo jala para esquivar la embestida del monstruo, revelando su verdadera figura.
Un ciempiés de 10 metros de longitud, completamente acorazado, se postra frente a ellos dos mientras Guilian prepara su fuego para contraatacar, pero Chris lo detiene en el acto, advirtiéndole que su fuego podría incendiar el bosque entero, causando muchos estragos. “Confía en mí, yo pelearé en esta ocasión.” Dice Chris mientras desenfunda su espada y toma postura.
A pesar de lo grande que es su arma, la sostiene con un solo brazo, y Chris sale corriendo directo al ciempiés en una aproximación mutua. Chris se desliza por debajo de la criatura y le brinda un espadazo lo bastante fuerte como para levantar al ciempiés y caer tendido.
Chris no puede relajarse todavía, su espada lo golpeó, no lo cortó, debe encontrar un mejor ángulo para asestarle un ataque crítico. De inmediato el monstruo se levanta y ataca por segunda vez, Chris lo golpea con su puño izquierdo, volcándolo y descubriendo su mandíbula.
Él se abalanza para atacar al mismo sitio, calma su respiración, concentra sus fuerzas en un solo punto, la coraza fue debilitada por el primer ataque, un ataque más fuerte debe terminar el trabajo. Con un espadazo más rápido que la vista, el ciempiés empieza a derramar sus fluidos mientras se retuerce del sufrimiento, atacando a ambos adeptos con su enorme cuerpo.
Chris detiene el ataque, cubriendo a Guilian, con su fuerza aumentada, aunque es difícil resistir por lo resbaloso que está su cuerpo por los fluidos. Mientras Chris aguanta lo más que puede, un proyectil vuela directo a la herida del ciempiés, dejándole un agujero enorme atravesando su cabeza, y cayendo al suelo.
La batalla fue intensa a pesar de durar menos de un minuto, pero Chris no puede dejar de respirar por la falta de aliento, entonces su vista empieza a desvanecerse y cae de cara al suelo. Mientras pierde la conciencia logra ver unos pies aproximarse a la zona iluminada a medida que la voz de Guilian se pierde.
Chris abre los ojos, despertó en una cabaña extraña, y mientras Guilian da un gran suspiro de alivio, las primeras palabras que suelta Chris son para preguntar dónde está su espada. Guilian le dice que está enfundada y en la casa del jefe de la aldea, Chris conecta los puntos, alguien le dio el golpe final al ciempiés, y lo llevaron a una aldea dentro del bosque.
Entran a la habitación unas cuantas personas y los rasgos son evidentes, largas orejas, tez blanca, ojos brillantes, ellos están en la aldea de elfos. Le dan una muy resumida explicación, le salvaron del veneno de los fluidos del ciempiés comehombres con herbolaria y lo trajeron a la aldea, pero confiscaron su espada debido a la naturaleza de la intrusión.
Han pasado dos días desde aquella noche, Chris les da la misma explicación que Guilian, solo son viajeros que tenían curiosidad sobre la legendaria aldea de elfos y que no tienen malas intenciones. Una vez que Chris puede levantarse y andar sin ayuda, pasea por la aldea para ver lo que ninguno.
Los elfos son seres muy pulcros, modales impecables, aire de superioridad intelectual, aunque eso es solo una opinión, pero tienen grandes señales de vivir de la naturaleza, por ningún lugar se ven señales de que traten con carne, son vegetarianos. El recorrido de la aldea de ameno se vuelve monótono, y Chris se aleja a los extremos, antes de adentrarse al bosque.
Una vez que está detrás de la última casa, pregunta al aire ¿cuánto más vas a seguir vigilándome? Aparece de entre los árboles una chica de cabello verde esmeralda largo, sedoso, brillante y trenzado. Chris ahora está seguro, ella es quien remató al ciempiés.
La chica pregunta en qué se basa tal afirmación, la respuesta es clara, Chris notó que su cabello está peinado de tal manera que no obstruya su tiro con arco, además de tener claros hábitos de andar por las ramas, literalmente, se mezcla perfectamente con el ambiente boscoso, y por si no fuera lo suficientemente evidente, ella da exactamente la misma presencia de poder elemental de viento que en aquella noche.
Lo que más llamó la atención de Chris es que ella no comparta ni un solo rasgo élfico, ella se ve demasiado humana como para ser uno de los elfos, pero ella responde un tanto agresiva si él tiene un problema con ello. Al parecer Chris encontró un complejo muy sensible, “Verás, arriesgamos nuestras vidas para encontrar la aldea de elfos y lo más extraño es encontrar a una humana aquí, y más que eso, una adepta. ¿Qué puedo hacer sino encontrarlo fascinante?”
“Pues disculpa, me llamo Tsubaki y perdóname por no ser un elfo como el resto. Además, ¿poder elemental? ¿adepta? ¿De qué estás hablando? Solo soy una humana con artefactos élficos, me permiten usar magia para amplificar las habilidades de mis armas.” Chris le explica, ella usó poder elemental para pelear con su arquería, un adepto reconoce a otro si presencia sus habilidades en uso.
Eso no es como le explicaron a ella durante su entrenamiento, Chris le propone a ella enseñarle sobre el poder elemental, ya que no tiene razón alguna para mentirle u ocultarle información. Ella primero debe sacar información al jefe de la aldea sobre el por qué le han mentido sobre su identidad.
Ambos entran a la casa del jefe, Chris detrás de ella para brindarle apoyo moral y detenerla si la situación se sale de control, después de todo es un asunto muy delicado. Pero el jefe de inmediato los señala y explica que la aldea se encuentra en grave peligro debido a ellos dos.
Derrotaron al depredador alfa del bosque y, aunque sea motivo de celebración, la consecuencia más grave es el cambio del ecosistema. Sin la presencia del ciempiés comehombres la cadena alimenticia ha perdido el equilibrio, el frenesí podría no solo destruir la aldea de elfos, sino expandirse a los pueblos aledaños.
Comprendiendo la situación que han provocado, Chris y Tsubaki deciden cargar con la responsabilidad de sus actos. Guilian entra preguntando de qué trata el escándalo que se escucha hasta afuera y ella lo incluye en el equipo, “Gracias por ofrecerte de voluntario, manos de fuego”.
Ahora el trío de adeptos tendrá que trabajar muy duro por el bien de muchos sin que nadie sepa lo sucedido. Las aventuras siempre serán inesperadas, pero qué es la vida sin algo de misterio.
submitted by Holykris18 to u/Holykris18 [link] [comments]


2020.01.20 10:20 gonzalezbeniteztomas La Tendencia Boho

La Tendencia Boho
Hace décadas, el estilo bohemio se asociaba al ámbito artístico e intelectual. Personas que viajaban e integraban diferentes culturas a su estilo de moda. A día de hoy, el Boho-Chic es tendencia y cualquiera puede vestirlo. En este post, te explico este estilo y te muestro cómo puedes incluirlo, de forma sencilla, a tu armario.

https://preview.redd.it/6gnisw3liwb41.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=fdca435a85e346f1dd2000fd7d381d520a07ad9d

¿Qué es el estilo boho?

Wikipedia define a una persona bohemia como “un individuo, con vocación de artista, de aspecto despreocupado, apariencia llamativa pero desordenada, ajeno a las directrices de comportamiento, estética y obsesión material”.
Estilos étnico, hippie, grunge, bohemio, vintage, campestre…Si se incluyen un poco de cada uno, resultará la tendencia de la que hablaré hoy: el boho. Es un estilo de moda, tendencia en los últimos años. Sus looks, románticos, relajados, originales, tienen una pequeña inspiración en la moda hippie.

¿Cuál es la historia del boho?

El estilo boho surge, tras la Revolución Francesa, en el país galo. Artistas de la clase media descendieron a la clase pobre. Intentaron adaptarse a una vida nómada y creativa, lejos de la alta costura. Rechazaron el materialismo y se centraron en el arte y la música.
En la década de los sesenta, artistas como Brigitte Bardot o Thea Porter popularizaron el boho. El Festival de Woodstock, en 1969, fue un punto de inflexión. Este estilo brilló en cada uno de los asistentes.
El origen del boho se asocia a los largos viajes de los artistas. Estos buscaban la comodidad y holgura en sus prendas. Ejemplos más recientes de ello son Kate Moss y Sienna Miller. La modelo y actriz empezaron a pasear este estilo pasados los 2000. A día de hoy, Sienna Miller o la modelo Alessandra Ambrosio, entre otras, son referentes de la moda bohemia.

Particularidades del estilo Boho-Chic

- Comodidad, ante todo: prendas holgadas y zapatos planos.
- Telas extravagantes.
- Los flecos están de moda. Este estilo es el abanderado de ellos. Pueden estar incluidos en muchas prendas: vestidos, jeans, chaquetas, etc…
- Predominancia de los colores neutros, como tierra, nude, marrón… Mejora el outfit mezclando estos con suaves amarillos, verdes y naranjas.
- Los accesorios en el pelo, imprescindibles: pañuelos, cintas, vinchas, sombreros…
- El concepto maxi, en prendas y accesorios: vestidos, cinturones, faldas, collares…
- Aunque la ligereza de las prendas es perfecta para el verano; el punto es un aliado para invierno. En un jersey, chaqueta o bufanda.
- Un estilo para cada ocasión: la playa, un plan en una terraza, festivales, outfit para el trabajo, fiestas…

https://preview.redd.it/ed93jgvliwb41.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=e6429dd328183b90988de0f5889e256881236e08

¿Qué incluir en un armario boho-chic?

El chaleco denim es perfecto para combinar con cualquier prenda, independientemente de su color o textura: faldas, pantalón palazzo, etc… La chaqueta vaquera es otra opción, que se ajusta de maravilla con el resto del look.
Imprescindible en tu armario: un bolso o mochila con flecos. Los mejores tonos son el negro y el marrón. Combina con el resto de outfit.
El estilo boho otorga mucha importancia al confort. Deja de lado los tacones y apuesta por los botines planos y las sandalias. Los primeros, con hebillas; las segundas, con tiras, de inspiración griega.
El maxi vestido es clave en el estilo bohemio. Exótico, cómodo, y que se adapte a tu figura. El estampado floral o étnico son los más comunes. Si tus looks no se asocian tanto al vestido, un mono o short rasgado son otras opciones que están de moda y se asocian a este estilo.
La moda boho se relaciona con el estilo romántico. El encaje y el crochet se adaptan muy bien como tejidos. Las prendas son sugerentes y ligeras. ¿Una idea? Un vestido blanco corto estiliza mucho la figura. Una corona de flores incrementará tu look romántico.

https://preview.redd.it/j9m47vpmiwb41.jpg?width=5330&format=pjpg&auto=webp&s=c3546216bf671e7450dcc3fd519956ce0ceb89a8
Para acabar tu look, incluye accesorios XXL: collares coloridos, extravagantes; y joyas como anillos y brazaletes. Si a todo esto, quieres sumarle un aire fresco y espontáneo, apúntate a las lentes maxi redondas.

https://preview.redd.it/oyidixjniwb41.jpg?width=1500&format=pjpg&auto=webp&s=b1cccc92174e0c49cf6bf07a3f248e36b793cb6f

La tendencia boho-chic

Para complementar un outfit boho, otros detalles sobre el peinado y el maquillaje:
En el caso del peinado, el cabello suelto y ondulado, ligeramente despeinado es uno de los más empleados. Si prefieres un recogido, la trenza espigada es la mejor opción. Si quieres incluir algún accesorio, existen una gran variedad. La vincha o pañuelo es tendencia bohemia. Un sombrero, de color neutro y apliques decorativos, es otro básico de esta moda.
El maquillaje suele ser moderado. Polvos bronceadores para un rostro uniforme, ojos discretos y labios en tono rosa claro o nude.
El estilo boho se extiende a otros ámbitos, lejos de la moda, como la música o la decoración del hogar.

Boda boho-chic

La última tendencia es traspasar este estilo hasta las bodas. Es un acontecimiento diferente, que ensalza el romanticismo y los elementos naturales. Decoración y estilismo se impregnan del boho.
La novia apuesta por vestidos vaporosos, estilo vintage, encaje y una corona de flores. Las flores silvestres decorarán el ramo. Por su parte, el novio abandona el traje chaqueta y viste con pantalón y camisa. Como complementos, una pajarita, cinturón y sombrero.

https://preview.redd.it/5evuq1aoiwb41.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=cfc9917e059831ab583b95c40712761b1e48e6a9

¿Conoces las diferencias entre el boho y el hippie?

En los años sesenta, se popularizó el boho, y el estilo hippie vivió su época dorada. Ambos son muy parecidos, pero tienen diferencias entre ellos. La ropa holgada y cómoda es un punto en común. No obstante, el hippie no distingue entre géneros. La pollera larga es la prenda básica, tanto para hombres como para mujeres. El boho-chic se caracteriza por la superposición de prendas y la importancia de los accesorios.
El estilo bohemio apuesta por los colores neutros. En cambio, la moda hippie prefiere los colores llamativos, brillantes y combinaciones cálidas.
El estilo hippie hace referencia a la libertad y la despreocupación. El boho es un estilo vintage, con toques modernos, inspirado en otros estilos, como el mismo hippie.
Conclusiones
¡Siéntete natural, sencilla y a la moda con un estilo bohemio! Cada vez son más los estilismos que tenemos a nuestro alcance. ¿Te animas luciendo el boho-chic?
submitted by gonzalezbeniteztomas to u/gonzalezbeniteztomas [link] [comments]


2019.11.07 10:13 Davidemagx Para cazar a un predador

La levantó en la garita cerca de las diez de la noche, ella de uniforme colegial, completa con mochila rosada, pelo dorado lacio, colas a ambos lados atadas con moños rojos, caían como cascadas sobre sus hombros, labios rojos carnosos pintados con brillo y pestañas arqueadas, ojos delineados resaltaban el azul prístino de su mirada sobre el blanco lechoso de su piel. En su cuello un colgante plateado con la inscripción "Nena Mala" lanzaba destellos cada vez que un vehículo les daba de frente en el viaje.
Él un hombre robusto, bien vestido y presentado. Pelo prolijamente cortado y peinado, de rostro ancho, ojos verdes y nariz redondeada. Sus anchos hombros le daban un aspecto animalístico que sólo se acentuaba con la voz gruesa y profunda pero a la vez su perfecta vestidura, camisa blanca, pantalón oscuro y zapatos negros, lo presentaban casi angelical.
"15 años" dijo ella, con sensual inocencia. Quedó en casa de su amiga al salir del colegio y se le hizo tarde para todos los colectivos. No estudiaba en su pueblo, a 40 kilómetros de allí, porque la modalidad rural no le gustaba. En cambio asistía al colegio comercial de aquél otro donde Él la alzó.
"40 años" le contaba Él, concejal y reconocido. Viajaba con frecuencia atendiendo reuniones de partido, actos y conferencias. Casado y con problemas, sin hijos, decorando el dato con un "Me gustan jóvencitas". La miraba de reojo con el brillo en los colmillos, las piernas de la damita que la pollerita roja cuadriculada no cubrían más allá del muslo y vió con excitación disimulada, la nena mala usaba portaligas.
"¿Qué curioso tu uniforme?" dijo el concejal mientras la presión le subía en todas partes.
"Sí, me gusta así, suelto..." dijo ella algo incómoda, con la camisa blanca desabrochada y entreabierta dos botones debajo del cuello. Con el filo de la mirada en sus tetas firmes, el concejal más creía su cuento, que el poder y la posición el conferían ser inmune a cometer el acto. Después de todo, la tentación era muy grande y sólo era un ser humano.
Tras dar la quinta bajó la mano a las piernas de la muchachita que lo clavó con los ojos, confundida. "Me quiero bajar..." le dijo y él concejal ya no era un ser humano, era una bestia, un depredador. "No vas a ningun lado." le respondió calmo, sonriente, trabó las puertas y el auto se detuvo a un lado de la ruta desierta. La joven lo miraba atónita, entendiendo su destino, y se tiró de espaldas contra la puerta a patear al malparido. La fiera atajó las piernas y las sujetó con fuerza bruta, le dio un puñetazo en la boca "para que aprendas, pendeja puta" y con la agilidad del lince desnudó de pantalón exhibiendo su firmeza. Subió la pollera de la estudiante y arrancó la tanga en un sólo estirón, arrastró su cuerpo tibio que no se resistía hacia él y dispuso a forzar la penetración... Pero algo le parecía raro. Se escupió la mano y frotó en la verga para cometer el aberrante, le costaba darse cabida. Cuando probó con un dedo y dijo "No puede ser..." para sus adentros. La joven de abajo era ciega, una barbie si se quiere. Alzó la mirada y el terror quebró su monstruosa valentía.
La jovencita sonreía con perversión y maldad pura, los ojos perdieron su azul profundo por un blanco perla. Veloz tomó al político por la nuca con una mano y con la otra extrajo de su mochila un kris que enterró con certeza entre el hueso de la clavícula a su presa. Él que no reaccionaba o no entendía llevó su mano a la herida y sintió la sangre tibia fluir en un torrente, el dolor llegó en breve sin embargo el miedo le impedía dar un grito.
La cazadora lo soltó y se retrajo sobre el asiento, mirando con la cabeza de costado como una loba entretenida, sonreía. "Va a dolerte mucho..." le dijo en un susurro, y viendo directo en los ojos del ganado se le abalanzó. Gritaba ahora el animal, con sangre en la garganta, mientras la criatura le abría las entrañas a puñal y garras, removiendo intestinos, hígado y riñones que devoraba viciosa. La sangre le cubría el rostro y chorreaba por su cuerpo, el éxtasis del desenfreno. El auto hecho matadero y la carne agonizaba mientras era engullido en vida. La depredadora con ambas manos rompió las costillas de su captura, exponiendo el corazón que aún latía, se alzó hasta tocar el techo con la cabeza y dedicó una última sonrisa al casi desvanecido pedazo de pulpa y descendió con fauces abiertas a darse el último bocado del festín.
Sentada desnuda en el capó, alumbrada por la luna, lamía de sus brazos la sangre seca. Apoyando las manos sobre el parabrisa se estiró con pereza, hincada de rodillas, arqueando la espalda y desplegando los dedos, dedicó una última mirada al grotesco despojo, nada más que una carcasa de la que sólo quedaban jirones de piernas y cabeza. Bostezó y saltó del auto, llena, satisfecha. Lamió la sangre de la hoja asimétrica de la daga, como si fuera un chupetín, guardándola cuando estuvo reluciente. Colgó la mochila en un hombro y caminó hasta perderse en la maleza alta, en la oscuridad y en el monte a la distancia. Esa noche su cacería fue exitosa.
Fin.
Editado: Corregidos errores de tipeo, modificadas algunas líneas. Saludos!
submitted by Davidemagx to ArgentinaFantastica [link] [comments]


2019.10.31 01:43 RadfemXX__ Blackface es malvada, ¿por qué el drag no? Kathleen Stock

"¿Por qué es inaceptable que los blancos se disfracen de negros, pero es una diversión inofensiva cuando los hombres se disfracen de mujeres?"
No solo pies de barro, sino la cara llena. Justin Trudeau participó en las elecciones de Canadá el 21 de octubre en medio de una discusión sobre su pasada inclinación por aplicarse maquillaje negro y marrón, supuestamente, por hacer la gracia. El contraste entre la "cara negra" pasada y la "cara de progre" cuidadosamente cultivada actual era fuerte. Pero el adversario de derecha del primer ministro, Maxime Bernier, del Partido Popular de Canadá, planteó una pregunta que ha preocupado a las feministas por un tiempo. ¿Por qué es abiertamente inaceptable que la gente blanca se disfrace de gente racializada pero es una diversión inofensiva cuando los hombres se disfrazan de mujeres? ¿Los drag queens no están haciendo efectivamente "womanface"? En un mes cuando la BBC derrochó publicidad en RuPaul's Drag Race UK (en la foto, a la derecha), la pregunta merece atención aquí también.
En un artículo de 2014 en Feminist Current , Meghan Murphy argumenta que así como los blancos con cara negra se apropian de los estereotipos culturales étnicos exagerados para burlarse de los negros, los drag queens se burlan de las mujeres al apropiarse de los estereotipos culturales exagerados de la feminidad. Estos incluyen peinados, maquillaje, uñas, vestidos y rasgos supuestamente feminizados como "malicia". Peor aún, al igual que las personas blancas que se ponen "cara negra" suelen tener privilegios relacionados con la blancura de los que carecen las personas negras, los drag queens suelen tener privilegios masculinos de los que las mujeres carecen.
Entonces, ¿los drag queens se burlan de las mujeres? La intención individual es menos relevante de lo que parece. En su defensa, Trudeau evitó con razón hablar sobre si había tenido la intención de burlarse de alguien, refiriéndose en cambio al racismo que no vio en ese momento. La verdadera pregunta, planteada por Murphy, es si el drag tiene un significado cultural burlón más allá de las intenciones de sus practicantes. De hecho, el drag a menudo no se dirige hacia el humor en absoluto. En su libro The Changing Room, el historiador Laurence Senelick describe los antecedentes del drag: el chamanismo, dirigido a fines como la adivinación y la expulsión de espíritus, y varias formas estilizadas de teatro, como el japonés Kabuki y el inglés isabelino. Aun así, hace poco para desalojar la sospecha de que el drag es muy a menudo misógino. “[La] realidad contaminante de la mujer se sublimaría mediante suplantación abstracta y enmascarada”; "El universo perfecto de la ilusión poética está mejor configurado por un joven con atuendo de mujer, en lugar de una niña con ropa de hombre"; y “las mujeres en compañías de teatro locales. . . se desvanecieron en el fondo porque eran mujeres, en lugar de interpretar el ser mujeres ”, son solo algunas frases del libro.
La pregunta central es si la encarnación moderna, occidental y humorística del drag tiene un significado cultural misógino y burlón. Creo que si. Al igual que con la "cara negra", una fuente fundamental de humor opera independientemente de cualquier ingenio, observación o sincronización. A saber: el público considera que una persona blanca como persona negra, o un hombre como mujer, es hilarantemente incongruente, dado el supuesto estatus social superior de los artistas intérpretes o ejecutantes en relación con los grupos "inferiores" que personifican respectivamente. La degradación temporal y supuesta del estado de un artista intérprete o ejecutante es en sí divertida. Esto explica por qué las reyes drag kings (mujeres que actúan como hombres) o las personas negras que interpretan a personas blancas, generalmente no se encuentran divertidas a primera vista, aunque el material ingenioso o bien observado puede hacerlo así. También explica el resultado del siguiente experimento mental:
Algunos en el campo de los estudios de género argumentan que los drag queens "queerifican" positivamente el género: es decir, subvierten los binarios culturales que de otro modo serían rígidos y pondrían a los hombres y la masculinidad de un lado, y a las mujeres y la feminidad del otro, y asignarían heterosexualidad a ambos . La filósofa Judith Butler argumenta (alerta jerga): "La proliferación paródica priva a la cultura hegemónica y a sus críticos del reclamo de identidades de género naturalizadas o esencialistas". Sin embargo, la resistencia ha existido durante milenios, y los binarios todavía me parecen bastante estables. Los drag queens están lejos de hacer que sea más aceptable que los hombres exhiban feminidad, en el Reino Unido, al menos, parece haberse vuelto más aceptable que las mujeres jóvenes se vean como drag queens. No estoy segura si eso es un gran avance.
Otro problema con la tesis de Butler es que los drag queens contemporáneos tienden a apuntar al humor, y el humor a menudo es muy conservador. Muchos chistes dependen de normas compartidas entre la persona del intérprete y la audiencia, a fin de subvertir esas normas para lograr un efecto cómico. Pero, por lo general, la subversión es solo temporal y puramente instrumental, para producir la risa del vientre, dejando las normas intactas y posiblemente incluso reforzadas por la agradable experiencia catártica. La risa revela, al menos a los demás, si no a su dueño, la estructura de los prejuicios, pero no los desafía. Mucha risa hacia los drag queens depende de, y al mismo tiempo nutre, la actitud de que un hombre puede parecer absurdo vistiéndose como mujer, pero no al revés.
Los artistas pueden y utilizan la creatividad y la inteligencia para intentar trabajar de manera subversiva contra el grano reaccionario incorporado en el drag. Con ese fin, pueden recurrir a su larga y rica historia para inspirarse, citar o satirizar. (Como Ru Paul ha dicho: "No me visto como una mujer, me visto como un drag queen".) Sin embargo, el hecho es que en manos poco creativas, drag se derrumba demasiado rápido para "mirar al hombre tonto en el vestido"; con un persistente tono de acompañamiento de "¿no son tontas las mujeres?"
Si puede haber un drag no misógino, entonces la puerta se deja abierta, en un mundo distante pero posible, para que una actuación en blackface desafíe y subvierta genuinamente el racismo en el que los casos reales de blackface, en nuestro mundo real, están completamente fundamentados . Quienes rechazan esta sugerencia como escandalosa necesitan explicar por qué la recuperación creativa es eternamente imposible para la "cara negra", pero no para el drag. Y la respuesta no puede ser simplemente "porque la misoginia está bien, pero el racismo no".
https://standpointmag.co.uk/issues/november-2019/blackface-is-evil-why-isnt-drag/
submitted by RadfemXX__ to FeminismoRadical [link] [comments]


2018.07.05 20:11 master_x_2k Enredo IX

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IX

Querida Miss Militia...
¿Estaba mal comenzar con querida? ¿Implicaba eso más amistad o intimidad que la que existía? ¿Parecería una burla?
Miss Militia, nos encontramos esta noche...
No. Si fuera por esa ruta, ella podría tirarla a un lado junto con todos los otros correos de admiradores que recibió.
Miss Militia, usted me conoce como Skitter, pero realmente no me conoce...
Mejor, pero no me gustó el tono. Lo dejaría como está, seguiría adelante y volvería más tarde.
*...*Verá, no soy un villano, a pesar de...
¿A pesar de que? ¿A pesar del hecho de que aterroricé y lastimé a mucha gente inocente? ¿A pesar de que casi había matado a Lung y luego le había cortado los ojos? ¿Que tenía casi doscientos ochenta mil dólares en dinero ilegítimo a mi nombre?
Me estremecí, saqué mis manos de mis bolsillos y arreglé mi sudadera para cubrir mi estómago expuesto. Después de llegar al departamento, Brian sugirió que estábamos demasiado cansados ​​para discutir la propuesta de Coil, por lo que postergamos toda la discusión hasta la mañana. Me alegré por la excusa para evitar oír o ver algo que pudiera hacer esto más difícil. Además, le había prometido a mi papá que estaría en casa esta noche.
Eran más de las nueve, así que el autobús del ferry solo llegaba cada noventa minutos. Pensé que era mejor caminar a casa que esperar. También podría usar el estiramiento, dado el abuso que mi cuerpo había sufrido mientras montaba a Judas.
Metiendo las manos en los bolsillos, volví mis pensamientos a que diría en mi carta a Miss Militia. Taché “a pesar”. ¿Otro enfoque, tal vez?
...Lo creas o no, mis intenciones todo el tiempo han sido buenas. Me uní a los Undersiders en primer lugar para ayudarles. Para ayudar a esta ciudad...
¿Era eso completamente cierto? No. Si fuera sincera conmigo misma, parte de la razón por la que me había unido y me había quedado con los Undersiders era porque me había sentido sola. ¿Qué tal si ofrecía algo de honestidad?
...Me tomó por sorpresa lo fácil que fue que me agradaran. Estaba en un mal momento, y me aceptaron. Así que escribir este correo electrónico es difícil. Pero es necesario. Al final, decidí seguir este camino porque sirve al bien mayor...
Eso fue lo que me dije a mí misma, mas temprano, antes de irnos para el trabajo. Que seguir con esos tipos representaría el mayor riesgo para los inocentes, que eventualmente llevaría a alguien a quedar atrapado en el fuego cruzado, o que me arresten por algo serio.
Pero ahora tenía el plan de Coil que considerar. ¿Realmente estaba siendo honesta acerca de cómo planeaba ayudar a esta ciudad? No tenía ninguna razón para creer que él estaba mintiendo, y Tattletale lo estaba avalando. Pero al mismo tiempo, el símbolo de Coil era una serpiente, y Tattletale había ocultado la verdad y me había engañado antes.
La pregunta era, ¿estaba tomando esta ruta porque serbia al bien mayor? No. O al menos, no estaba segura de que fuera mi razón para tomar una decisión u otra.
¿Por qué lo estaba haciendo, entonces?
Había sido una pregunta difícil de responder horas atrás, y ahora era doblemente difícil. Suficiente como para asustarme. ¿Cómo había llegado a este punto?
Mi mente se remontó a una ves que me senté en una de las clases de la universidad de mi madre. No podría haber tenido más de diez años, mi padre había estado ocupado y mi madre no había podido encontrar una niñera. Así que había sido precoz, orgullosa como un demonio de estar sentada en esa conferencia de inglés con adolescentes y veinteañeros y entendiendo lo que mi madre estaba diciendo. Incluso habíamos leído el libro juntas, durante las semanas anteriores, así que sabía el material. El libro Las Naranjas no son la Única Fruta.
Mientras estaba sentada y escuchando, un hombre mayor había entrado y se había sentado a mi lado, en la última fila. Con una voz amable, había murmurado un comentario sobre cómo mi madre era una excelente profesora. Luego, unos minutos más tarde, cuando reuní el valor suficiente para levantar la mano y responder a una de sus preguntas, él me había hecho un cumplido a mí, se levantó y se fue. A pesar de todo mi orgullo por mi madre y propio, lo que me sorprendió del encuentro fue el cabello del hombre. Un ridículo peinado para cubrir calvicie.
Después de que la clase había terminado y mi madre me había llevado a casa, mencioné al hombre, y ella lo identificó como el jefe de su departamento, su jefe. Luego mencione el peinado y lo mal que se veía.
“Míralo desde su perspectiva”, me había explicado. “Tal vez, hace mucho tiempo, comenzó a perder un poco de cabello, pero podía cepillarlo hacia un lado de una manera que hacía que no se notara mucho. Cada año que pasaba se cepillaba el pelo un poco más. Fue gradual, algo a lo que lentamente se acostumbró, viéndolo en el espejo todas las mañanas y todas las noches. Muchos pequeños pasos.”
“¿Por qué alguien no lo señala?” Yo le había preguntado.
“No tiene a nadie que se lo señale”, me había respondido, “y cualquiera que lo conozca lo suficientemente bien no quiere herir sus sentimientos, incluso si fuera mejor a la larga.”
“Tú podrías”, le dije.
Así que ella lo hizo, más tarde esa semana. Fue brutalmente honesta con el viejo jefe del departamento de inglés. Según ella, se había cortado el pelo y luego le había dado las gracias en una fecha posterior. Ese evento y lo que mi madre había hecho después siempre quedó grabado en mi memoria.
Tragué un nudo en mi garganta. Siempre me tomaba desprevenida, lo mucho que la extrañaba, cuando pensaba en ella. Daría cualquier cosa por una conversación de treinta minutos con ella, en este momento. No tenía la menor duda en mi mente de que podría haberle dado sentido a todo, poner las cosas en términos tan simples que resolverlo parecía fácil.
Tuve que parar, mirar hacia arriba, parpadear para contener las lágrimas en mis ojos, y tomar una respiración profunda antes de seguir.
¿Era mi situación la misma que la del anciano? ¿Me había permitido deslizarme gradualmente a una mala situación, debido a mi falta de perspectiva más allá de lo que estaba sucediendo dentro de mi propia cabeza?
No había estado pensando en esto claramente. Todavía tenía la confianza suficiente para poder enviar ese correo electrónico, hacer la llamada... pero antes de hacerlo, tenía que ordenar mis pensamientos. Componer la carta en mi cabeza no funcionaría, necesitaba las palabras en la pantalla de mi computadora frente a mí, palabras concretas en blanco y negro.
Caminé por la parte trasera de mi casa y busqué las llaves en mi bolsillo. Antes de que pudiera obtenerlas, mi padre abrió la puerta.
“Taylor. Es bueno verte sana y salva.” Mi papá parecía cansado, años más viejo que la última vez que lo vi.
Le di un breve abrazo, “Hola, papá. ¿Recibiste mi mensaje, diciendo que llegaría tarde?”
“Lo recibí.” Él cerró y puso llave a la puerta detrás de mí. “¿Qué pasó?”
Me encogí de hombros cuando me quité la sudadera, me aseguré de que mi spray de pimienta, el teléfono y las llaves estuvieran todos en los bolsillos, luego la colgué junto a la puerta. “Nada importante. Estuve en casa de Brian, lo ayudé a armar muebles, luego su hermana y la asistente social de ella llegaron sin previo aviso. No pude encontrar una manera de irme sin que fuera algo incómodo.” Lo que sucedió, casi, solo más temprano.
“Ya veo”, murmuró. “¿Estaban ustedes dos solos?”
“No”, le mentí, para evitar que obtuviera la impresión equivocada. “Al menos, no por mucho tiempo. Lisa se fue unos minutos antes de que el asistente social pasara por allí.”
“Y tienes una camisa nueva, ya veo. Es agradable.”
“De Lisa”, mentí, retorciéndome un poco bajo el escrutinio.
“Ah”, asintió.
“Voy a ir a mi habitación, si eso está bien. Estoy algo agotada.”
Mi papá negó con la cabeza, “Preferiría que te quedaras para hablar.”
No es lo que quería hacer. Mi mente estaba bastante llena de basura y debates internos que no quería preocuparme de inventar más mentiras para mi padre.
“¿Podemos hacerlo mañana por la mañana?” Le ofrecí, retirándome hacia la puerta del frente, presionando mis manos en un gesto de súplica. “Realmente necesito sentarme en mi computadora por un minuto y organizar mis pensamientos.”
Empujé la puerta y no se abrió. Extraño. Probé el pomo de la puerta, y no sirvió de nada.
“La puerta está atascada”, dije.
“La puerta está cerrada, Taylor. También lo está la puerta de la sala de estar.” Mi papá me respondió. Cuando lo miré, él me mostró la antigua llave en su mano.
Mientras miraba, sacó dos sillas de al lado de la mesa de la cocina, colocó una en el centro de la habitación, luego colocó la segunda silla contra la puerta trasera y se sentó en ella.
“Siéntate.”
“Papá, esta noche no es realmente-”
“Siéntate.”
Mi corazón se cayó de mi pecho. O al menos, así se sintió. Sentí una fea sensación amarga en el estómago.
“Hablé con tu escuela hoy”, me informó, confirmando ese sentimiento desagradable.
“Lo siento.”
“Te has perdido casi un mes de clases, Taylor. Tres semanas. Te has perdido pruebas importantes, las fechas de vencimiento de proyectos, la tarea... dicen que puedes perder el año, si no lo has hecho ya.”
“Lo- lo siento”, me repetí.
“Tal vez podría entender, sé con lo que has estado lidiando, excepto que no solo no me contaste nada. Me mentiste.”
No pude formar las palabras para otra disculpa.
“Llamé a la escuela para obtener una actualización sobre cómo te estaba yendo, y me dijeron que no habías asistido a clase por un tiempo, y no supe qué hacer. Yo solo- me sentí completamente perdido. Llamé a tu Nona.”
Hice una mueca. Nona era la madre de mi madre, una mujer austera que nunca había aprobado totalmente a mi padre como pareja para su hija. No habría sido fácil para él hacer esa llamada.
“Ella me convenció de que tal vez estuve demasiado concentrado en ser tu aliado, y no me concentré lo suficiente en ser tu padre. Si ella me hubiera dicho eso hace una semana, le hubiera colgado. Pero después de hablar con tu escuela, dándome cuenta de lo mal que te fallé...”
“No me fallaste”, le dije. Me sorprendió que mi voz se rompiera un poco con emoción.
“Lo hice. Está claro que lo que hemos estado haciendo no ha funcionado, si estás en esta situación, si no puedes hablar conmigo. No más secretos, no más medias verdades. Así que nos quedaremos aquí toda la noche si es necesario. Incluso faltaré al trabajo mañana si tengo que hacerlo, pero vamos a hablar.”
Asentí con la cabeza y tragué saliva. Todavía no me había sentado en la silla que había dejado en el medio de la cocina.
“Yo, um, necesito usar el baño.”
“Está bien”, se puso de pie. “Te acompañaré hasta allí y te llevaré de vuelta a la cocina después.”
“¿Me estás tratando como si fuera una prisionera?”
“Eres mi hija, Taylor. Te amo, pero sé que está pasando algo, y no es solo el acoso, o tiene algo que ver con el acoso que aún no has mencionado. Tengo miedo por ti, Taylor, porque me estás evitando y callando incluso si eso significa abandonar la escuela.”
“Entonces fuerzas mi mano haciéndome tu prisionera”, le respondí, dejando que la rabia y el dolor se apoderaran de mi voz. “¿Crees que esto esta remotamente bien, después de todas las veces que fui acorralada por esas perras de la escuela? ¿Tengo que volver a casa con esta mierda de abuso de poder también?”
Mi papá me respondió con la mayor paciencia, “Espero que sepas que estoy haciendo esto porque te amo.”
Lo sabía. La cosa era que eso no lo hacía ni un poco más fácil de manejar.
“¿Necesitas ir al baño, Taylor?”
Negué con la cabeza. Lo que necesitaba era salir de esta habitación. Lo vi fruncir los labios, sabía que era consciente de que acababa de buscar un escape.
“Habla conmigo, Taylor.”
“No tengo ganas de hablar.” Crucé la habitación para probar las otras puertas, la sala de estar y el sótano. Cerradas.
“¿Por qué insistes tanto en escapar?”, Preguntó. Pude escuchar el dolor en su voz, lo que no me hizo sentir mejor. “Por favor, solo relájate, siéntate.”
Sentí el crujido de mi poder en los bordes de mi conciencia, me di cuenta de que estaba apretando los puños. ¿Por qué las personas en las que se suponía que podía confiar eran las personas que se volvian contra mí, me arrinconaban y me hacian sentir lo peor? Emma, ​​la escuela, Armsmaster, ¿ahora mi papá?
Pateé la silla, lo suficientemente fuerte como para hacer una marca cuando golpeó la nevera. Los ojos de mi padre se agrandaron un poco, pero él no se movió ni habló. Pude sentir el tirón de mi poder a medida que los bichos de mi vecindario comenzaron a moverse a mi ubicación. Tuve que cancelar intencionalmente la orden para hacerlos retroceder y volver a su comportamiento normal.
No sintiéndome ni remotamente mejor después de mi abuso de la silla, empujé los libros de cocina y las impresiones fuera de la estantería al lado de la nevera, dejándolos caer al suelo. Un marco de foto que se había escondido en el medio de la pila se rompió cuando golpeó el suelo.
“Maldita sea”, murmuré. Todavía no me sentía mejor, y me costaba más mantener el enjambre a raya.
“Las posesiones pueden ser reemplazadas, Taylor. Ventila como necesites.”
“¿Papá? P-” Tuve que parar por unos segundos hasta que sentí que podía recuperar el aliento y hablar sin que mi voz se rompiera, “¿Hazme un favor? ¿Quédate callado un momento y déjame pensar?”
Me miró cuidadosamente antes de responderme. “Bueno. Puedo hacer eso.”
Sin otro lugar donde sentarme, puse mi espalda a la pared debajo de la estantería que acababa de limpiar y me dejé caer al suelo, mis piernas hicieron sentir sus protestas cuando puse mis piernas contra mi pecho. Crucé mis brazos, descansándolos sobre mis rodillas, y enterré mi cara contra ellos.
Sabía que eran las 9:24 cuando entré. Para el momento en que suprimí los bichos, controlé mi poder y me sentí segura para levantar la cabeza, eran las 9:40. Mi papá todavía estaba sentado en la silla.
Solté un largo suspiro, silencio, luego enterré mi cara en mis brazos otra vez.
¿Ahora qué?
Vamos, Taylor. Te has enfrentado a Supervillanos en situaciones de vida o muerte. Te enfrentaste a Armsmaster esta noche. ¿Es tan difícil enfrentar a tu propio padre?
No. Diez veces más duro.
Pero tenía que enfrentar el problema de la misma manera. Catalogar mis opciones, mis herramientas a mano. La violencia física estaba fuera. Lo mismo usar mi poder. ¿Qué me dejó eso?
La situación era en definitiva la misma, decidí. Todavía tenía que escribir esa carta a Miss Militia, organizar mis pensamientos. El problema era que ahora tenía algo más que hacer. Tenía que confesarle a mi padre lo que había hecho.
No estaba segura de poder decirlo. Mi garganta estaba cargada de emoción, y dudaba de poder organizar mis pensamientos lo suficiente como para convencer a mi padre de que había hecho todo por las razones correctas. Abría la boca para decírselo, tartamudear lo básico, quizás incluso se viera preocupado al principio. Luego, mientras seguía hablando, sin poder describir adecuadamente lo que había hecho y por qué, pude ver que su rostro se convertía en confusión. ¿Después de eso? ¿Disgusto, desilusión?
Una pequeña parte de mí murió en el interior al pensarlo.
Lo escribiría. Levanté mi cabeza abruptamente, miré los papeles esparcidos a mi alrededor. Encontré un sobre, del tipo en que pones los documentos dentro. Entonces encontré un marcador.
En la parte superior del sobre, escribí las palabras: “SOY UN SUPERVILLANO.”
Miré esas palabras en el sobre marrón que descansaba sobre mis piernas. Luego miré a mi papá. Estaba leyendo un libro, su tobillo derecho descansando sobre su rodilla izquierda.
Me imaginé entregándole el sobre tal como estaba. Solo esa línea.
“Carajo.” Murmuré.
“¿Dijiste algo?” Mi padre levantó la vista de su libro y se acercó para dejarlo.
“Está bien. Sigue leyendo,” dije, ausente, molesta por la distracción, todavía enojada con él por arrinconarme así.
“Está bien”, estuvo de acuerdo, pero no miró el libro más de tres segundos antes de volver a mirarme, como para controlarme. Traté de ignorarlo y enfocarme en el sobre.
¿Qué escribiría? Después de un segundo, comencé a escribir debajo del título que había puesto en el sobre.
Me agradan Brian y Lisa. Incluso me agradan Alec y Rachel. Pero también son supervillanos. Me uní a ellos con la idea de que obtendría detalles que necesita el Protectorado y luego los traicionaría.
Levanté el marcador y fruncí el ceño.
¿Por qué era tan difícil?
Le puse la tapa y nerviosamente golpeé el marcador contra mi rodilla. Pensando, tratando de medir mis sentimientos, explorar mis pensamientos para ver qué era lo que hacía que ese nudo en lo profundo de mis entrañas se hiciera más fuerte.
¿Mi papa? ¿Estaba demasiado consciente de lo que iba a leer, de cómo lo percibiría? Sí. Pero también había sido difícil escribir cuando estaba escribiendo mentalmente solo para Miss Militia. Esa no era la imagen completa.
¿Tenía miedo de ser arrestada? No. Bueno, había visto a la burocracia trabajando en la escuela, no confiaba en el sistema, esperaba que en algún momento me jodieran. Pero eso no era lo que impulsaba mis elecciones. Fue algo más personal.
El equipo. ¿Estaba preocupada sobre cómo lo tomarían? ¿Posiblemente tenerlos como enemigos? Al igual que Coil había dicho, no había ninguna garantía de que cualquier acción contra ellos fuera totalmente exitosa. Tattletale probablemente podría darse cuenta que un equipo ERP estaba allí antes de que pudieran ponerse en posición, y el equipo era bueno para escapar en un apuro. Entonces tendría uno o más enemigos detrás de mí, que sabían todo lo que necesitaban y tenían todas las herramientas para hacer de mi vida un infierno.
Más cerca.
Tenía que ver con esos chicos, y poco a poco me di cuenta de qué se trataba.
Me puse de pie, luego caminé hacia el horno.
“¿Taylor?”, Mi padre habló, despacio.
Doblé el sobre a lo largo para ocultar las palabras, encendí el quemador del horno, luego sostuve la punta del sobre en la llama hasta que se encendió.
Mantuve el sobre ardiente sobre el fregadero hasta que estuve segura de que mi mensaje fue borrado. Dejé caer los restos del sobre en el lavabo y lo observé arder.
No quería enviar ese correo electrónico a Miss Militia porque me gustaban esos chicos. Esa no fue la gran realización. Lo que me hizo ponerme de pie y quemar el sobre fue darme cuenta de que me gustaban esos chicos, que los quería mucho, confiaba en que me apoyarían...
Sin embargo, siempre me había mantenido alejada.
Era estúpido, era egoísta, pero realmente, quería saber cómo sería llegar a conocer a Lisa, sin preocuparme de que descubriera mi plan. Me gustaría ver cómo era interactuar con ella sin tener que censurarme por temor a dar esa pista que lo arruinara. Quería conocer mejor a Perra y a Alec. Y Brian. Quería estar más cerca de Brian. No podría expresarlo mejor que eso, porque no sabía si habría algún futuro con él más allá de una simple amistad. No esperaba que hubiera. Aún importaba.
Me permitía pensar que había intentado una amistad con estos chicos, que había crecido como persona, por lo que estaba bien seguir adelante con mi plan. Pero no lo hice. Nunca me permití realmente abrirme y conectarme con ellos, y me estaba dando cuenta de lo mucho que quería.
Mis razones para seguir adelante con mi plan fueron disminuyendo, cada vez más difícil de justificar. Mi reputación probablemente estaba en ruinas, había hecho enemigos de todos los que importaban, y tenía una serie de delitos graves en mi haber. Por mucho que trate de ignorar todo eso y decirme que lo estaba haciendo por el bien de todos, mi conversación con Coil me había dejado menos segura. Eso no quiere decir que le creyera completamente, o que pensara que sería tan exitoso como él creía, pero estaba menos segura.
Maldita sea, quería pasar más tiempo con los Undersiders. Sabiendo que me había quedado sin razones para seguir con el plan, toda la porquería que llovería sobre mi cabeza si lo hacía, ¿cuánto me odiaría por traicionar a mis amigos? Este pequeño deseo de una amistad real y genuina fue suficiente como empujón en esa dirección. Podía cambiar de opinión. No enviaría ninguna carta a Miss Militia.
Pasé el agua del grifo sobre los restos humeantes del sobre, observé cómo los restos se borraban. Vi el agua corriendo por el desagüe durante un largo tiempo después de que el último trozo de papel quemado se había ido.
Cerré el grifo, metí las manos en los bolsillos y crucé la cocina para recostarme contra la puerta que daba al vestíbulo, mirando brevemente el picaporte y la cerradura antes de apoyarme en la puerta de espaldas a ella. Llamé a algunos bichos desde la sala de estar, el pasillo y los conductos de calefacción del pasillo delantero hasta la puerta y el mecanismo de la cerradura. ¿Podrían mover las partes necesarias?
No hubo suerte. No eran lo suficientemente fuertes como para manipular el funcionamiento interno de la puerta, y cualquier bicho que pudiera ser lo suficientemente fuerte no encajaría en su interior. Lárguense, les dije, y lo hicieron.
Lo que no me dejó una buena manera de evitar tratar con mi padre. Me sentí más culpable que nunca mientras lo miraba a través de la habitación. Parecía tan desconcertado, tan preocupado, mientras me miraba. No tenía en mí la voluntad de mentirle a su cara otra vez.
Pero lo que sea que hiciera lo iba a lastimar.
Crucé la habitación y él se puso de pie, como si no estuviera seguro de lo que iba a hacer. Lo abracé fuerte. Él me abrazó más fuerte.
“Te amo, papá.”
“Yo también te amo.”
“Lo siento.”
“No tienes nada por lo que lamentarse. Solo- solo háblame, ¿de acuerdo?”
Me aparté y agarré mi sudadera del gancho junto a la puerta. Cuando volví al otro lado de la habitación, busqué en los bolsillos y recuperé el teléfono.
Empecé a escribir un texto.
“Tienes un teléfono celular”, estaba muy callado. Mi madre había muerto usando un teléfono celular mientras conducía. Nunca habíamos hablado de eso, pero sabía que él había tirado el suyo poco después del accidente. Connotaciones negativas. Un feo recordatorio.
“Sí”, respondí.
“¿Por qué?”
“Para estar en contacto con mis amigos.”
“Es... es solo inesperado. No lo hubiera pensado.”
“No es la gran cosa.” Terminé el texto, cerré el teléfono y lo metí en el bolsillo de mis jeans.
“Ropa nueva, estás más enojada, mintiéndome, faltando a la escuela, este teléfono celular... Siento que ya no te conozco, pequeña lechuza”, usó el antiguo apodo de mi madre para mí. Me estremecí un poco.
Cuidadosamente, respondí, “Tal vez eso sea algo bueno. Porque seguramente no me gustaba lo que era antes.”
“A mí sí”, murmuró.
Desvié la mirada.
“¿Al menos puedes decirme que no estás tomando drogas?”
“Ni siquiera fumando o bebiendo.”
“¿Nadie te obliga a hacer algo que no quieres hacer?”
“No.”
“Está bien”, dijo.
Hubo una larga pausa. Los minutos se extendieron como si los dos estuviéramos esperando que el otro dijera algo.
“No sé si sabes esto”, dijo, “pero cuando tu mamá estaba viva, y tú estabas en la escuela media, surgió la posibilidad de que te saltaras un año.”
“¿Sí?”
“Eres una chica inteligente y temíamos que te aburrieras en la escuela. Tuvimos discusiones sobre el tema. Yo-yo convencí a tu madre de que estarías más feliz a la larga asistiendo a la escuela secundaria con tu mejor amiga.”
Tosí una carcajada. Entonces vi la mirada herida en su rostro.
“No es tu culpa, papá. No podrías haberlo sabido.”
“Lo sé, o al menos, entiendo eso en mi cabeza. Emocionalmente, no estoy tan seguro. No puedo evitar preguntarme cómo hubieran sido las cosas si hubiésemos seguido lo que tu madre quería. Lo estabas haciendo muy bien, ¿y ahora estás fallando?”
“Así que fallo, tal vez”, le dije, y sentí un levantamiento de pesas, admitiéndolo en voz alta. Habría opciones. Entendí lo suficiente como para que aún pudiera presionar a los directivos para que dejara pasar un grado. Tendría la edad suficiente para tomar clases en línea como Brian.
“No, Taylor. No deberías tener que hacerlo. El personal de la escuela conoce tus circunstancias, definitivamente podemos obtener algunas exenciones, extender los plazos...”
Me encogí de hombros. “No quiero regresar, no quiero suplicar y pedir ayuda a esos pendejos en la directiva de la escuela, solo para poder volver la misma posición en el que estuve hace un mes. Tal como lo veo, el acoso escolar es inevitable, imposible de controlar o prevenir. Es como una fuerza de la naturaleza... una fuerza de la naturaleza humana. Es más fácil de manejar, si lo pienso así. No puedo luchar contra eso, no puedo ganar, así que me centraré en lidiar con los efectos secundarios.”
“No tienes que rendirte.”
“¡Yo no estoy rindiendo!” Levanté la voz, enojada, sorprendida de mí misma por estar enojada. Tomé aliento, me obligué a regresar a un volumen normal, “Estoy diciendo que probablemente no haya ninguna manera de entender por qué ella hizo lo que hizo. Entonces, ¿por qué perder mi tiempo y energía deteniéndome en eso? A la mierda, ella no merece la cantidad de atención que le he estado prestando. Estoy... replanteando las prioridades.”
Él cruzó sus brazos, pero su frente estaba arrugada por la preocupación. “¿Y estas nuevas prioridades tuyas son?”
Tuve que buscar una respuesta. “Vivir mi vida, recuperar el tiempo perdido.”
Como para responder mi declaración, la puerta trasera se abrió detrás de mi padre. Mi papá se volvió, sorprendido.
“¿Lisa?” Preguntó, confundido.
Lisa reveló la llave que había tomado de la piedra falsa en el jardín trasero, y luego la colocó en la barandilla de los escalones de atrás. Sin sonreír, ella miró a mi padre y a mí. Ella se encontró con mis ojos.
Me abrí paso empujando a mi padre, y él agarró mi brazo antes de que estuviera lejos de la puerta.
“Quédate”, me ordenó, me imploró, apretándome el brazo.
Solté mi brazo, girándolo hasta que no pudo mantener su agarre, y bajé los escalones de atrás, sentí que me dolían las rodillas al aterrizar. A tres o cuatro pasos de distancia, di vuelta en su dirección, pero no pude mirarlo a los ojos.
“Te amo, papá. Pero yo necesito-” ¿Qué necesitaba? No pude formar el pensamiento. “Yo, eh, estaré en contacto. Para que sepas que estoy bien. Esto no es permanente, solo... necesito un respiro. Necesito entender todo esto.”
“Taylor, no puedes irte. Soy tu padre, y este es tu hogar.”
“¿Lo es? Realmente no parece que ese sea el caso en este momento”, respondí. “Se supone que mi hogar es un lugar donde me siento segura.”
“Tienes que entender, no tenía otras opciones. Me estabas evitando, no hablabas, y no puedo ayudarte hasta que reciba respuestas.”
“No puedo darte ninguna respuesta”, le respondí, “y de todos modos no puedes ayudar.”
Dio un paso adelante, y rápidamente retrocedí, manteniendo la distancia entre nosotros.
Volviendo a intentarlo, me dijo: “Entra. Por favor. No te presionaré más. Debería haberme dado cuenta de que no estabas en un estado en el que podía.”
Dio otro paso hacia mí, y Lisa dio un pequeño paso hacia un lado para ponerse en su camino, mientras retrocedía de nuevo.
“¿Lisa?” Mi papá volvió su atención hacia ella, mirándola como si nunca la hubiera visto antes. “¿Estás bien con esto?”
Lisa miró entre nosotros otra vez, luego dijo cuidadosamente, “Taylor es inteligente. Si ha decidido que necesita alejarse y resolver las cosas por sí misma, confío en que sea por una buena razón. Hay mucho espacio para ella en mi casa. No es un problema en lo más mínimo.”
“Ella es solo una niña.”
“Ella es más capaz de lo que le das crédito, Danny.”
Me volví para irme, y Lisa se apresuró a alcanzarme, poniendo un brazo sobre mis hombros cuando llegó a mi lado.
“Taylor”, llamó mi padre. Dudé, pero no volteé. Mantuve mi mirada fija en la puerta del patio trasero.
“Por favor mantente en contacto”, dijo, “puedes volver a casa en cualquier momento.”
“Está bien”, respondí. No estaba segura de si mi voz era lo suficientemente fuerte como para que él oyera.
Mientras Lisa me guiaba hacia su auto, tuve que controlarme para no mirar hacia atrás.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.27 06:12 master_x_2k Enredo II

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo II

Había algo emocionante sobre vivir sin la supervisión de un adulto. No es que no amara a mi papá con toda el alma, pero despertarme, salir a correr, preparar el desayuno y luego me sentarme frente al televisor con una de las computadoras portátiles viejas de Lisa, ¿sin sentir que alguien estaba mirando por encima de mí hombro para asegurarse de que estaba haciendo todo bien? Eso era vida.
Desde la semana que pasé postrada en cama con la conmoción cerebral, me había estado ansiosa de volver a entrar en mi rutina de correr otra vez. A pesar de que me estaba quedando en el departamento, tomándome unas vacaciones de mi vida cotidiana, estaba haciendo un punto de mantener mi vieja rutina y despertar a las seis y media de la mañana para correr.
Dio la casualidad de que eso significaba que me estaba despertando dos o tres horas antes que los demás. Dos o tres horas totalmente por mi cuenta. Si me obligaba a ignorar las mil cosas diferentes por las que podría estar estresada, era un período en el que pude disfrutar de una paz que no había sentido en mucho, mucho tiempo.
Me acurruqué en el sofá con una manta a mi alrededor, un programa infantil para un poco de ruido de fondo, ya que era lo único además de infomerciales, programación religiosa y programas de entrevistas, y tenía uno de las viejas laptops de Lisa apoyada en frente de mí. Mi hábito ahora era comenzar el día revisando los sitios de noticias locales, el wiki de parahumanos y los tableros de mensajes de parahumanos.
La gran noticia de la primera página de la mañana era una foto que alguien había tomado con su teléfono celular desde uno de los edificios en la misma calle que el edificio que habíamos incendiado. Nuestras siluetas eran visibles mientras estábamos en la calle con docenas de miembros del ABB esparcidos a nuestro alrededor. ¿El encabezado? 'VILLANOS SE ENCARGAN'.
Es curioso, nunca notaba los bichos cuando estaban a mi alrededor en general, pero al ver la imagen, había un buen número. Mi silueta no era tan difícil de distinguir como Grue en su oscuridad, pero tampoco era fácil distinguirla en la nube de insectos. Tenía que tener eso en mente, tal vez podría usarlo.
El artículo debajo de la imagen era sobre las acciones de los villanos al tratar con el ABB. Era mayormente correcto, pero el tono y la dirección del articulo me hizo sentir lo suficientemente incómoda que no lo leí en profundidad. Por mi roce del artículo, tuve la impresión de que los héroes se estaban preparando para hacer un asalto final hoy o esta noche. ¿Nos dejan hacer el trabajo sucio y luego limpian el resto? Lo que sea. Si querían lidiar con una Bakuda acorralada, eran bienvenidos.
Busqué las otras noticias: un recuento de las lesiones y muertes ocurridas desde que comenzó el enfrentamiento, las estimaciones sobre daños a la propiedad causados ​​por varios bombardeos, una breve actualización sobre una niña de doce años que había desaparecido dos semanas antes de que comenzara la situación del ABB , que ahora se suponía que estaba muerta, y las descripciones de algunos de los nuevos héroes que aparecieron en Brockton Bay para ayudar con el ABB. Lo que me llamó la atención fue una imagen censurada en la galería lateral de la última noticia. Le hice clic.
Era una imagen de Lung en su forma humana, las cuencas de sus ojos oscuras, crudas y vacías detrás de su máscara de acero de dragón, su mano en los hombros de un miembro de su pandilla. Parecía que estaba siendo guiado.
Fue, descubrí, la imagen que puso fin al artículo 'Villanos Se Encargan' presentado en la página principal del sitio. La pasé por alto al echar un vistazo al artículo porque el visor de imágenes flash había tardado tanto en cargarse. Había un pie de foto debajo. '¿Golpe decisivo? Las autoridades de Brockton Bay han hecho la vista gorda a los villanos locales que imponen su propia marca de justicia.’
Oh hombre. ¿Me estaba enterrando más y más profundo?
Esa misma galería de imágenes tenía una toma de largo alcance de la misma escena, tomada sin la lente magnificadora, mostrando a Lung y su lacayo en medio de los Muelles y un escuadrón armado de sus hombres, con las armas desenvainadas, pero no apuntadas contra nada. Eso fue... enormemente decepcionante. Él había escapado.
“Buenos días”, Lisa me saludó.
Me volví para verla venir de la cocina. Llevaba el pelo recogido en una desordenada cola de caballo y tenía lagañas en las comisuras de sus ojos.
“Buenos días. Brian dijo que tenía algo que hacer esta mañana, así que hoy les conseguí el desayuno. Lo siento si no obtuve el café exactamente correcto.”
“Eres un ángel”, me revolvió el cabello, luego se fue para tomar el café.
Todavía estaba navegando cuando ella regresó. Se inclinó, cruzó los brazos sobre el respaldo del sofá y miró por encima del hombro un momento.
“Piratas de pelo rosa cantantes e intentos de supervillanos yakuza ciegos.”[1]
Eché un vistazo al televisor, y efectivamente, había una niña pequeña con una peluca rosa y un disfraz de pirata. Sonreí y sostuve el control remoto, “Puedes cambiar el canal.”
Mientras tomaba el control remoto, mi teléfono celular zumbó en el cojín del sofá a mi lado.
Brian me había enviado un mensaje de texto:
termine temprano. dos no aparecieron. quieres venir a las 11:00? o puedo recogerte @ departamento
Miré el reloj. 9:45. Usé la computadora portátil para descubrir la ruta de autobús más rápida a su lugar. Estaba en el centro, y podría llegar allí para las once si me fuera en veinte minutos. Un poco corto de tiempo, pero podría lograrlo. Lo había hecho varias veces antes de la escuela, cuando me había esforzado demasiado en una carrera matutina y tenía que caminar a casa.
Envié mi respuesta:
Suena bien. Tomaré el autobús.
Una vez que verifiqué que el mensaje había sido enviado, corrí hacia el baño y abrí la ducha. Pasé una eternidad poniendo el agua a una temperatura tolerable, me quité la ropa de correr y me metí, solo para que la ducha cambiara bruscamente de una temperatura tibia a agua helada.
Me encantaba el departamento, no me encanta el calentador de agua.
Tuve que bailar alrededor del chorro de aerosoles inductores de hipotermia para llegar a los controles e intentar convencerlos de que tuvieran una temperatura decente. Finalmente me conformé con una temperatura soportablemente fría, lavé con champú y metí la cabeza. Estaba temblando cuando apagué el agua.
Me sequé lo mejor que pude y me envolví en una segunda toalla limpia para calentarme. No tener grasa corporal apestaba a veces. Terminé de arreglarme y me detuve en el living por un segundo para mirar el reloj debajo del televisor. Me quedaban seis minutos para prepararme.
“Es muy cómo usas la puntuación y mayúsculas perfectas para tus textos”, Lisa sonrió mientras me dirigía a mi habitación.
Ella estaba saliendo de la cocina, sosteniendo mi teléfono celular. Le cogí el teléfono, girando mis ojos y me dirigí a mi habitación. Ella me siguió y entró.
“¿Ustedes dos serán algo?”, Preguntó ella.
“No es el plan. Solo voy a ayudar a un amigo.”
“Vamos, ambos sabemos que piensas que es guapo. Admítelo”, ella me dio la espalda, examinando el ámbar con la libélula en él que Brian me había dado. Usé esa breve ventana de privacidad para sacar un poco de ropa interior y calcetines de un cajón y empezar a vestirme.
“¿Estás usando tu poder?”, Le pregunté.
Brutus probablemente sabe que te atrae Brian. Creo que las únicas dos personas que no se dieron cuenta son Brian y tú.”
Suspiré. “Sí, creo que es un tipo muy guapo”, saqué del armario algunas de las camisas y faldas que había comprado con Lisa y las acomodé en la cama, “¿Tu no?”
“Por supuesto. Tal vez no del todo mi tipo, pero definitivamente no rechazaría a alguien como él, si estuviera haciendo lo de las relacións.”
“¿No lo haces? ¿Por qué?"
“Mi poder como que elimina el misterio de las cosas. Las relaciones son difíciles de hacer despegar, a menos que puedas comenzar con una buena dosis de autoengaño y mentiras.”
“¿Así que no vas a tener una cita nunca?”
“Dame unos años, tal vez baje mis estándares lo suficiente como para poder pasar por alto lo que mi poder me está diciendo acerca de las peculiaridades y hábitos más repugnantes y degradantes de los tipos.”
“Lamento escucharlo.” Contesté, mientras volvía a poner algo de ropa en el armario. Me sentí mal por no haber podido dar una mejor respuesta y por no haber podido tomarme el tiempo de simpatizar, pero apenas me quedaba tiempo para prepararme. Tal vez podría correr a la parada de autobús.
“Pero la diferencia clave entre tú y yo, aquí, es que Brian y yo nos mataríamos entre nosotros antes de que la relación llegara a ningún lado. ¿Pero ustedes dos? Puedo verlo funcionando.”
“¿Ese es tu poder hablando? ¿Estás diciendo que realmente le gusto?”
“Lo siento, cariño. Leer a las personas con mi poder es difícil, leer sobre sus motivaciones o emociones es más difícil, y para colmo, no creo que ni Brian sepa lo que siente de forma romántica. Puede que tengas que sacarlo de su zona de confort antes de que cualquiera de ustedes lo descubra.”
“Estás asumiendo que quiero.” Sentí una gota de agua fría en la parte posterior de mi cuello, me estremecí y me detuve para estrujarme el pelo otra vez.
“¿No es así?”, Preguntó ella. Dirigió su atención a mi selección de ropa apilada en la cama. “Estás prestando mucha atención a lo que vas a usar.”
“Siempre lo hago, incluso cuando voy a pasar tiempo contigo y con Perra. Me cuestiono y estreso por la ropa que llevo si voy caminando a la tienda de la esquina de mi casa para comprar leche y pan.”
“Justo. Aquí... Déjame elegir la ropa, y si algo sale mal, me culpas ¿Trato?” Excavó la ropa en mi armario, “Jeans y… veamos... un top para lucir ese vientre tuyo.”
Miré al top, tenía una tela gruesa que lindaba con un suéter, azul y gris con una especie de diseño de mariposa y mangas largas. El cuerpo real de la camisa, sin embargo, no parecía llegar mucho más allá de mi caja torácica. “Todavía hace un poco de frío.”
“Usa una sudadera o una chaqueta, entonces. Pero solo si prometes quitártela cuando llegues allí.”
“Bien.” No tuve tiempo para discutir y comencé a vestirme.
Empezó a guardar lo que había dejado en la cama: “Brian es un tipo que aprecia ser práctico. Eso es algo que le gusta de ti, y lo dijo. Y aunque creo que es jodidamente fantástico que vayas un paso más allá para verte bien, puedes hacerlo con ropa que tenga sentido para el trabajo liviano. Jeans, sí. ¿Falda? No tanto.”
“Supongo que no estaba siendo práctica en este momento.” Bajé el top y me miré en el espejo en la puerta del armario. Estar de acuerdo con este top había sido un impulso en el momento en que había estado comprando con Lisa. En verdad usarlo era algo completamente diferente; la parte inferior del top se detuvo a 3 centímetros de mi ombligo.
“Tienes cosas en mente con la escuela y tu padre, y el romance y mierdas.” Ella me respondió. Antes de que pudiera discutir que no había romance, ella me dio un empujón, “¡Ahora vete! ¡Diviertete!”
Lo tomé como una señal para apresurarme hacia el frente del departamento, donde me puse las zapatillas de correr. Agarré mis llaves y mi billetera de mi mochila, agarré mi sudadera de un gancho junto a las escaleras, luego bajé las escaleras y salí por la puerta con todo en mis manos. Cuando salí, puse las llaves y la billetera en los bolsillos y me puse la sudadera. Necesité un poco de fuerza de voluntad, pero dejé abierta la sudadera.
Una relación con Brian era, obviamente, una idea terrible. Solo esperaba estar con los Undersiders por otras dos semanas o un mes. Más que eso, y probablemente asumiría que no iba a conseguir información sobre su jefe, en ese momento me llevaría lo que tenía al Protectorado. Suponiendo que hubiera suficiente interés por parte de Brian para que hubiera una relación, la idea de salir sin un futuro era deprimente. Simplemente terminaría siendo sal en la herida para todos los involucrados.
Pero estaba tratando de no pensar en eso. Realmente no necesitaba que Lisa leyera mis dudas y se diera cuenta de que al menos parcialmente se basaban en el hecho de que estaba planeando traicionarla a ella y a los demás. Si no pensaba en ello, sería mucho más difícil para mí darle alguna pista.
Sí. Totalmente la razón por la que estaba evitando pensar en eso. Nada que ver con el hecho de que me sentía cada vez más pésima y ambivalente sobre la idea de entregar amigos a las autoridades.
Corrí parte del camino hasta la parada del autobús, me detuve cuando me di cuenta de que no quería sudar, luego tuve que correr otra vez cuando llegué cerca del ferry y vi el autobús al final de la calle. Hice un gesto para que el autobús se detuviera al acercarse y me subí.
La ruta del autobús que tuve que tomar para llegar a Brian fue un ejemplo de por qué mi papá quería que el ferry volviera a funcionar. Tuve que ir al oeste, transferirme a un autobús diferente, ir hacia el sur, luego bajar y caminar hacia el este por cinco minutos para llegar al lugar donde quería estar, al sureste del centro, donde los edificios de oficinas daban paso a los apartamentos. y condominios.
Era un marcado contraste con el área donde yo vivía. No era perfecto, sinceramente, y podías ver cosas como las etiquetas de las pandillas de Imperio Ochenta y Ocho o ventanas rotas aquí y allá. Aun así, ese tipo de cosas era tan raro como encontrar una casa sin basura en el patio o una casa con cosas obviamente rotas o arruinadas en mi vecindario. Incluso el escalón más bajo que conduce a la puerta principal de mi casa estaba podrido, así que no podía jactarme de tener uno de esos lugares agradables, no vergonzosos. Si lo arreglabas, algo más se rompería inevitablemente, entonces te acostumbrabas a cosas como el escalón roto, aprendías a saltarte al segundo, o entrabas y salías por la puerta trasera de la cocina como lo hacía yo.
Brockton Bay había sido originalmente un gran puesto de comercio y puerto, cuando Estados Unidos estaba siendo colonizado y, como resultado, algunos de los edificios eran bastante viejos. Lo que vi cuando entré en la zona donde Brian se alojaba era una guerra entre el pasado y el presente. Los edificios antiguos se habían arreglado y mantenido hasta el punto de que eran atractivos, en su mayoría configurados como condominios de estilo victoriano. Pero donde otras ciudades podrían trabajar para integrar esto con los otros edificios del centro de la ciudad, parecía que el planificador de la ciudad o los desarrolladores habían incluido edificios altos de piedra o vidrio con la intensión de ser para ser discordantes a propósito. Todo se veía bien, pero no se veía todo bien junto.
El edificio de apartamentos de Brian era uno de los modernos. Tal vez de ocho a diez pisos de altura, no conté, era en su mayoría de piedra, y había una ventana del piso al techo detrás de cada uno de los balcones. Dos pequeños árboles de pino en macetas enmarcaban la entrada. Brian estaba sentado al lado de uno de los árboles, vistiendo ropas muy similares a la primera vez que lo vi, una camiseta azul acero, jeans oscuros y botas desgastadas. Estaba apoyado contra la pared, con los ojos cerrados, solo disfrutando del sol. Se había peinado las trenzas y llevaba el pelo recogido en una coleta larga y suelta, que se abría en todas direcciones por debajo del elástico. Un poco de pelo se había escapado del elástico y soplaba con la brisa, rozando su pómulo. Parecía tan despreocupado por el cosquilleo del pelo que sospeché que podría estar dormido.
Me sorprendió que pudiera relajarse así. Me parecía que relajarse así en cualquier área urbana, incluso en un barrio más agradable del centro de la ciudad, era una pedir problemas. De acuerdo, tal vez no había asaltos o gente sin hogar molestando a transeúntes aquí, pero el Imperio Ochenta y Ocho basaba sus operaciones principales en algún lugar en esta área general, y Brian era negro.
Tal vez podría salirse con la suya porque medía un metro ochenta y estaba en forma. Incluso si me dieras mi cuchillo, bastón y una buena razón, estaba bastante segura de que no querría meterme con su siesta.
“Perdón por despertarte”, le dije, viendo si podía provocar una respuesta.
Incluso antes de que abriera los ojos, me ofreció esa sonrisa amplia y cordial que parecía tan fuera de lugar en su cuerpo de metro ochenta. Era una sonrisa que no ocultaba nada, tan honesta y sin protección como cabría esperar de un niño de diez años que descubrió que acababa de desenvolver el regalo exacto que quería para su cumpleaños.
“No estaba durmiendo”, se puso de pie, “Imaginé que te esperaría aquí en lugar de arriesgarme a que vengas y no supieras cómo ubicarme mientras cargaba cosas arriba.”
“Ah. Gracias.”
“Todavía tengo dos muebles en el auto. Déjame agarrarlos y nos iremos hacia arriba.” Se dirigió en dirección a una camioneta que estaba estacionada frente al edificio.
“¿Tienes un auto?”
“De alquiler. No tiene sentido que tenga un automóvil, especialmente porque la mitad de lo que conduciría sería para ir al escondite. Se lo robarían, en primer lugar, y no me gusta dejar un número de matrícula para que la gente rastree, si las cosas se ponen feas.”
Sonreí ante la palabra 'escondite'. “Lo entiendo. Coche malo.”
Me di una patada. ¿Por qué sigo cayendo en el lenguaje de los hombres de las cavernas a su alrededor?
Sin embargo, lo tomó con calma. “Coche malo. Costoso.”
“Dice el tipo que no se preocupa por pagar quince dólares por café en el paseo marítimo.”
“Touche.” Abrió el baúl. Había dos cajas de cartón adentro, ambas de ocho o diez centímetros de grosor. Una de ellos, sin embargo, era un cuadrado de tal vez mas de un metro de lado.
“¿Necesitas una mano?”
“Traeré las cajas”, dijo, inclinándose para comenzar a sacar la caja de cartón más grande de la parte posterior. Se detuvo para entregarme sus llaves. “Tú cierra la puerta del auto detrás de mí, ¿Y puedes abrir la puerta del edificio?”
Observé los músculos de sus hombros moviéndose bajo la tela de su camiseta mientras sacaba las dos cajas del baúl. Sus hombros eran anchos, noté, pero no de la misma forma en que lo verías con personas que se ejercitaban solo para verse musculosos. Ese tipo de bulto generalmente me parecía un poco grotesco, de una manera que no podía definir. El cuerpo de Brian era más el producto de años de ejercicio regular con propósito y aplicación. Miré las líneas de sus hombros y espalda y, más abajo, su cintura y caderas, como si pudiera darle sentido, definir ese punto donde su cuerpo era diferente, donde era más atractivo que la mayoría.
“Um”, le dije, recordándome a mí misma que me había hecho una pregunta, “Claro. Voy a abrir las puertas.”
Maldita sea, Lisa, ¿en qué me hiciste pensar?
[1] Una versión muy bizarra de Lazy Town, de seguro.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


Los Angeles Negros - '30 Exitos Inmortales' (Disco ... Los mejores MEMES del ATAÚD (MÍRALO Y RÍETE 😂 )Negros del ... LOS MEJORES PEINADOS PARA HOMBRES / HAIRSTYLES FOR 2018 ... Estilos cabello afro / rizado Hombres #1 peinado cabello rizado Hombres negros guapos!😍Ardientes - YouTube ¿Por qué algunos hombres negros prefieren las mujeres de ... Cortes de cabello para hombres negros 2019( barbero nivel ... LOS HOMBRE DESNUDOS mas buenos del mundo - YouTube TENDENCIAS PELO AFRO 2019 : HOMBRES

Peinados Pelo Corto Hombre Negro

  1. Los Angeles Negros - '30 Exitos Inmortales' (Disco ...
  2. Los mejores MEMES del ATAÚD (MÍRALO Y RÍETE 😂 )Negros del ...
  3. LOS MEJORES PEINADOS PARA HOMBRES / HAIRSTYLES FOR 2018 ...
  4. Estilos cabello afro / rizado Hombres #1 peinado cabello rizado
  5. Hombres negros guapos!😍Ardientes - YouTube
  6. ¿Por qué algunos hombres negros prefieren las mujeres de ...
  7. Cortes de cabello para hombres negros 2019( barbero nivel ...
  8. LOS HOMBRE DESNUDOS mas buenos del mundo - YouTube
  9. TENDENCIAS PELO AFRO 2019 : HOMBRES

(C) 2017 AJR Discos El Canal Favorito de La Raza, Compartimos La Mejor Musica Regional Mexicana y Latina de Ayer y Hoy con Los Mejores Artistas, Mas Videos M... The best dancing coffin MEMES #Negros #Bailando #Ataud #Coffin #Dance #black #NegroBailandoAtaud #NegrosAtaud #NegroAtaudFuneral #Memes #Memesataud MEMES NEG... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. #hairstyle #cabelloafro #todofacil #curlyhair Los cabello afro corto Cabello afro natural 😍🥰 ... Peinados Hombres Negros EN CASA!; Destrenzada para Estirar el AFRO! - Duration: 7:06. Os muestro todos los estilo de pelo afro para hombres que van a ser tendencia este próximo 2019 ... PEINADOS Y CORTES SEGUN TU ROSTRO 'HOMBRE' 2018 2019 ... Cortes de cabello para hombres negros ... Los hombres desnudos mas buenos del mundo ¿Cuales son las razones por las que los hombres negros elige una mujer de raza blanca como compañera? Antes de hablar sobre el tópico principal, debemos habl... mejores cortes de cabello para hombres negros 2019( barbero nivel dios del olimpo ) Suscríbete y dale a like Cortes y peinados para hombre 2018 Qué onda locos, aquí les dejo un video tutorial de los peinados que serán la tendencia durante este 2018 en cuanto a peina...